Beneficios de la vacuna como tratamiento papiloma humano

El cáncer cérvico uterino es uno de los más peligrosos para las mujeres. Existen decenas de factores que pueden ser un detonante de esta enfermedad y están expuestas a ellas en todo momento, por lo que deben a aprender a vivir con ellas y hasta donde sea posible evitarlas. Uno de los factores más comunes es el Virus del Papiloma Humano (VHP) el cual es considerado uno de los virus más peligrosos para las mujeres, pero por suerte existe el tratamiento papiloma humano.

A pesar de que una infección del VPH no asegura que les dará cáncer, puesto que el 70 por ciento de las mujeres que adquieren la infección sólo generan padecimientos y síntomas transitorios. Únicamente cerca del 25 por ciento de los casos el virus queda persistente en el tejido cervical, y de este porcentaje entre 20 y 40 por ciento se convertirá en un tipo de cáncer. Sin embargo, sí representa un gran porcentaje del cáncer cervicouterino que existe en la población, aunque también existen otros factores de riesgo que hacen a las mujeres más susceptibles a los efectos cancerígenos del VPH, como un inicio de relaciones sexuales de manera temprana (16 años o antes), el haber tenido más de tres compañeros sexuales, haber sido infectado por más de un tipo viral de manera simultanea y no estar vacunados ustedes o sus parejas. Así como las relaciones sexuales sin el uso de preservativos.

El tratamiento papiloma humano más efectivo para prevenir el cáncer es la vacunación. En la actualidad se puede aplicar la vacuna desde niños para prevenir su desarrollo o infección entre las cepas más conocidas; principalmente se vacuna a las niñas, al ser las de mayor riesgo, sin embargo también se le puede aplicar a los niños que pueden sufrir de una infección y de otros tipos de cánceres que se asocian al VPH. Se calcula que, para evitar la infección entre la población femenina, al menos un 85 por ciento debe estar vacunada, de lo contrario, también se debe incluir un gran porcentaje de hombres vacunados.

Pero a pesar de la cobertura de salud que existe en la actualidad la vacuna para el VPH es suministrada a una muy pequeña parte de la población, lo que hace que este virus continúe siendo muy común. La mayoría de las personas pueden eliminarlo de manera natural debido a los anticuerpos que han generado, pero cuando no desaparece y se torna crónico, puede representar un riesgo latente muy importante que desemboca en enfermedades graves.

Para que la vacuna sea efectiva se recomienda se suministre entre los once y doce años, pero su uso posterior también ha demostrado que tiene muchos beneficios. Sin embargo, entre mayor sean menor el efecto de la vacuna y mayor la probabilidad de ya haber contraído el virus, puesto que se calcula que alrededor del quince por ciento de las mujeres entre 25 y 29 años sexualmente activas tienen VPH a un nivel oncogénico, es decir que puede producir cáncer.

Y el desarrollo del cáncer es más rápido en las mujeres que son mayores a los 25 años. Por ello, el contar con la vacuna puede prevenir el contagio y el desarrollo de todas las enfermedades relacionadas con la infección por VPH. Por otra parte, debido a que el virus se contagia al tener relaciones sexuales con una pareja infectada, la vacunación no debe enfocarse únicamente a las mujeres, sino también a los hombres preferentemente antes de iniciada su vida sexual activa.

Beneficios del tratamiento papiloma humano

Los beneficios de la vacunación contra el virus del papiloma humano no sólo son individuales, sino que también afectan a la comunidad donde se habita. Puesto que las mujeres vacunadas tienen un 70 por ciento menos de riesgo de contraer cualquier variedad del VPH, pero las mujeres no vacunadas dentro de la misma comunidad, también, tendrán casi un 50 por ciento menos de riesgo de contagio.

Existen varias cepas del VPH, se calcula que hay alrededor de 100, pero las cuatro más comunes son las cepas 16 y 18, que son las causantes del 70 por ciento de los casos de cánceres, y las 6 y la 11 causan alrededor del 90 por ciento de los casos de verrugas genitales. Uno de los beneficios de la vacuna es que puede protegerlos de las cuatro cepas en mayor o menor medida, dependiendo de diversos factores.

Como mencionamos al inicio, el cáncer cervicouterino también puede ser provocado por otros factores diferentes al VPH, pero si se trata al virus, los riesgos de sufrirlo disminuyen un 66 por ciento durante toda la vida y se pueden prevenir más de un 95 por ciento de las infecciones causadas por las cepas 16 y 18.

Otro de los tipos de cánceres que provoca el VPH es el cáncer de garganta y boca. Estos tipos de cáncer se relacionan con la cepa 16 del virus, por lo que la vacuna sería efectiva para reducir el riesgo de padecerlos, tanto en hombres, como en mujeres. Un beneficio más para los hombres de recibir la vacunación es la disminución de los casos de cáncer de pene. El VPH es causante de un 40 por ciento de estos padecimientos.

También se ha comprobado que la vacuna es más efectiva para reducir el contagio que los preservativos. El condón sólo protege el área que cubre, por lo que permanece el riesgo de contraer el virus por el contacto con una lesión fuera de la zona cubierta, pero la vacuna, por su parte, protege todo el cuerpo.

Además de que es un tratamiento papiloma humano totalmente seguro. La vacuna ha sido probada en miles de mujeres. Si bien es cierto que esta vacuna, como todos los medicamentos, tiene algunos efectos secundarios, es falso que ocasione problemas graves de salud, como muchas personas antivacunas suele afirmar.

Si tienen dudas o preguntas sobre el tratamiento papiloma humano comuníquense con los especialistas de GyO – Ginecología y Obstetricia, somos un equipo de ginecólogos altamente capacitados, especializados en atender y prevenir las enfermedades ginecologías y brindar tratamientos obstétricos. Agenden una cita a través de nuestra página web o vía telefónica, con gusto los atenderemos.

Artículos recientes