Beneficios de realizarse una colposcopía

La salud es lo más importante para todas las mujeres, aunque hablar sobre la salud del área genital suele ser mal visto o se generan tabús a su alrededor. Por ellos es importante estar informada en todo momento y acudir con un médico especialista en ginecología que te realizará alguno de los múltiples procedimientos que existen para el tratamiento, cuidado y prevención de enfermedades.

Te damos la bienvenida al Blog de GyO – Ginecología y Obstetricia, un espacio diseñado para ti por nuestros especialistas donde encontrarás temas de interés e información relevante acerca de nuestros servicios especializados en ginecología y obstetricia. En la entrada de hoy hablaremos sobre un procedimiento que toda mujer debe realizarse sin falta, puesto que podría incluso salvarle la vida, nos referimos a la colposcopia.

Este procedimiento es el método de mayor eficacia para el estudio de las anormalidades en las paredes vaginales. Permite el diagnostico que cualquier tipo de lesión, localizarla, valorarla e iniciar un plan de tratamiento. Con este procedimiento se pueden identificar lesiones malignas, como el cáncer cervicouterino, premalignas y benignas, como infecciones o alteraciones inmunológicas.

Para realizarse se utiliza un colposcopio, un microscopio especial de gran aumento acompañado de una fuente potente de luz, y está provisto de distintos aumentos y filtros para resaltar la imagen según el médico considere necesario.

Se recomienda realizarse la colposcopia de manera esporádica, aun cuando se esté sana, aunque por lo regular sólo es realizada cuando el médico especializado la solicita, en caso de lesiones visibles durante un examen físico, presencia de verrugas, si existe dolor o sangrado con las relaciones sexuales o en caso de que un examen de Papanicolaou arroje resultados fuera de lo normal.

Éste es un proceso ambulatorio que se realiza en un consultorio y no requiere de ningún tipo de anestesia. No es doloroso, aunque puede haber molestias cuando se coloque el espéculo utilizado durante el proceso. Por ello, debe ser realizado por un médico especializado en ginecología, como los de GyO – Ginecología y Obstetricia.

El procedimiento es muy sencillo, en primer lugar, se tiñe el cuello del útero con ácido acético que tiene la propiedad de realzar las lesiones malignas, posteriormente se tiñe con un reactivo llamado Lugol, éste tiñe de color marrón las partes del cuello uterino que estén normales; de este modo el contraste permitirá que se identifiquen las lesiones. Ambas sustancias se disuelven rápidamente, por lo que no provocan alteración alguna en las paredes vaginales.

En algunos casos, dependiendo la forma y el área teñida que resalte, el ginecólogo puede determinar que se realice una biopsia, es decir tomar una muestra del tejido, para envíalo a un análisis de laboratorio. La biopsia se realiza con una pinzas especiales, pequeñas y finas que permiten extraer el tejido sin dañar las paredes del útero.

Estos procedimientos pueden realizarse a cualquier edad, incluso durante el embarazo puesto que no representa ningún tipo de riego para el bebé, pero en caso de los tratamientos, si es que se detecta alguna lesión, deberán ser evaluados dependiendo la gravedad de la lesión y la etapa del embarazo.

El principal beneficio de realizar una colposcopia es la detención temprana del cáncer del cuello uterino o cervicouterino, que, generalmente, afecta a las mujeres próximas a los 45 años, pero puede aparecer a cualquier edad una vez iniciada la vida sexual. Uno de los principales factores que causan el cáncer del cuello uterino es el Virus del Papiloma Humano; al igual que otros factores vinculados al mismo virus, como inmunodepresión, infecciones, entre otros. El Virus del Papiloma Humano se transmite durante las relaciones sexuales.

Las señales detectables durante este procedimiento son las verrugas genitales o condilomas acuminados y lesiones premalignas, que preceden al cáncer; estas lesiones son asintomáticas por lo que su única forma de diagnóstico es la colposcopia. Si el cáncer es detectado a tiempo se pueden tomar medidas para su tratamiento, iniciando con radioterapia, o de ser necesario se procede a extraer la matriz.

En caso de que el cáncer cervicouterino este avanzado, se debe realizar una valoración para elegir el tratamiento adecuado, por lo general se recurre a la quimioterapia. Por ello la importancia de realizarse el procedimiento de manera esporádica, al menos una vez al año, junto con otros estudios como el examen físico y el Papanicolaou, que te brindarán una valoración completa de tu salud en el área genital.

En México, el cáncer cervicouterino es el segundo cáncer más frecuente en las mujeres, únicamente detrás el cáncer de mama, y cobra la vida de alrededor de 4400 mujeres cada año; debido a la falta de revisiones médicas y la escasa cultura de prevención que tiene la población mexicana. Por eso es importante mantenerse informada, eliminar los tabús y asistir con un médico especializado en ginecología a revisiones frecuentes.

La colposcopia es un procedimiento sencillo y rápido, que te ayudara a detectar cualquier enfermedad o lesión en el cuello uterino, para tratarla de inmediato y así evitar complicaciones y daños mayores a tu salud. Acude con los ginecólogos de GyO – Ginecología y Obstetricia, donde podrás realizarte este procedimiento y tener una valoración completa de tu salud en el área genital.

Si tienes dudas o preguntas comunícate con los especialistas de GyO – Ginecología y Obstetricia, somos un equipo de ginecólogos altamente capacitados, especializados en atender y prevenir las enfermedades que aquejan a mujeres, procesos de parto, entre otros, dentro de un ambiente de cordialidad y confianza. Agenda una cita a través de nuestra página web o vía telefónica, con gusto te atenderemos.

Artículos recientes