Cambios corporales y cuidados tras un parto natural

El parto es la etapa final del embarazo y el inicio de todo el proceso de ser madre. Existen de manera general dos tipos de partos, el parto natural y por cesárea, y ambos requieren de un periodo de recuperación, pero es el primero el que más cuidados requiere posteriores al alumbramiento para cuidar de la salud de la madre y para que puedan volver a sus actividades cotidianas de una forma normal en todos los aspectos.

Los cuidados no sólo serán determinados por el tipo de parto, sino también como este se llevo a cabo, el tipo de anestesia, la duración, si existieron complicaciones, entre otros factores más, pero en general existe una serie de cuidados que todas las mujeres tienen que llevar a cabo después de dar a luz.

En caso de que el parto se haya llevado a cabo sin epidural, que es la forma más natural y por el que cada vez más mujeres optan, la mujer debe intentar llevar una vida en reposo durante las semanas próximas, lo más tranquila posible y evitar al máximo el estrés o tareas que requieran de cualquier tipo de esfuerzo físico. Se recomienda salir a la calle y dar algunos paseos con el bebé, pero de manera esporádica y poco a poco, esto ayudará a la recuperación, pero no se debe forzar ni exigir demasiado al cuerpo.

Además, es conveniente esperar unos días o unas semanas hasta que la mujer se sienta en condiciones para retomar las relaciones sexuales, así como todos aquellos hábitos que realizaba de manera cotidiana. El cuerpo tras un parto natural se debilita, puesto que se requiere de mucha energía y el esfuerzo es muy grande, por lo que necesita tiempo para que todo vuelva a su sitio, como antes de quedar embarazada.

Cuidados básicos postparto

La etapa postparto o también conocida como cuarentena, como su nombre lo indica debe durar 40 días después de dar a luz sin epidural. Durante este tiempo las mujeres deben guardar reposo y dejar de lado muchas de las actividades, incluso las que realizaban estando embarazadas. Los cuidados posparto son varios, que buscan conseguir aliviar y disminuir cualquier complicación.

Durante el periodo de la cuarentena, las mujeres tienen pérdidas de sangre y loquios, que son los restos de tejidos y mucosa que quedan en el interior del cuerpo y deben ser expulsados tras el parto. Esta etapa, además de los cuidados postparto, es la de adaptación al nuevo miembro de la familia, al que deben cuidar y alimentar constantemente.

Cada mujer reacciona y se adapta modo distinto, y cada cuerpo responde de una forma distinta a los cambios, así que no se debe exigir más de lo que se puedan llegar a hacer, ya que algunas mujeres pronto se sentirán recuperadas tras haber dado a luz y retomarán sus actividades cotidianas, mientras que otras, por cualquier causa, necesitarán un tiempo extra para adaptarse a los cambios, a su cuerpo y al bebé.

Otro de los cambios que pueden sufrir las mujeres tras haber dado a luz es el estreñimiento. La solución para mejorar este padecimiento del postparto es empezar a realizar ligeros ejercicios, como dar paseos junto al bebé, pequeñas caminatas, y por supuesto, hacer algunos cambios en su dieta, como el beber mucha agua y líquidos e incrementar la ingesta de fibra para mejorar el tránsito intestinal.

Lo más aconsejable es que durante la cuarentena la madre reciba ayuda de la pareja, familiares y amigos, no sólo para realizar sus actividades, también ayuda y apoyo emocional, puesto que es probable que la situación pueda resultarle complicada en muchas ocasiones y hasta las tareas que puedan parecer simples, pueden resultar un gran reto, pero no se trata de que la madre pase días enteros en la cama, sino que evite realizar grandes esfuerzos que puedan afectarle.

También es vital que dentro de los cuidados posteriores a un parto natural, se incluya el cuidado de la dieta de la madre. Si previo al parto no llevaba una alimentación sana y equilibrada, rica en frutas y verduras, los hábitos alimenticios deben modificarse, puesto que no es conveniente para el cuerpo el empezar a ingerir de repente una gran cantidad de alimentos, como se hacía durante el embarazo.

Recuerden que cuando estaban embarazadas tenían que alimentarse por dos personas, pero después de dar a luz, su alimentación debe cambiar drásticamente. Asimismo, es importante realizar un poco ejercicio, pero sin forzar el cuerpo; el ejercicio ayuda a la recuperación, sin embargo lo mejor es asesorarse con su medico sobre una rutina de ejercicio que puedan realizar.

Y por último, deben esperar a mantener relaciones sexuales únicamente cuando la mujer esté preparada, no sienta ningún tipo de dolor, ni tampoco se sienta incómoda con este hecho. Los cambios en la vida de pareja y como familia tienen que realizarse no solo porque la mujer acaba de pasar por un largo proceso en el que su cuerpo tuvo cambios, sino porque también ahora hay un nuevo miembro en la familia, y durante los primeros meses la principal preocupación es su cuidado.

El parto natural es la mejor forma en la que pueden tener a su bebé, también es en el que la recuperación es más rápida y no dejará cicatrices como con la cesárea. Pero, durante la cuarentena postparto se deben seguir los cuidados que hemos mencionado, además de los recomendados por su médico de acuerdo con la forma en que se desarrolló el embarazo y el parto.

La etapa de ser madre es un proceso largo que inicia con el embarazo y el parto; durante ese periodo pueden ocurrir muchas cosas, por lo que se deben estar preparadas y bajo el cuidado y asesoramiento de los mejores médicos ginecólogos, los cuales encontrarán en GyO – Ginecología y Obstetricia, somos un equipo de ginecólogos altamente capacitados, especializados en atender y prevenir las enfermedades que aquejan a mujeres, procesos de parto natural y por cesárea, entre otros dentro de un ambiente de cordialidad y confianza. Nos encontramos en el consultorio 203 de la torre de especialidades del Instituto de Perinatología Y Obstetricia Dr. Río de la Loza, donde con gusto los atenderemos.

Artículos recientes