Colposcopia un procedimiento seguro, fácil y útil

Es un procedimiento médico, cada día más necesario y considerado como preventivo, para identificar lesiones precancerosas. El medico ginecólogo, con el instrumental llamado microscopio colposcopio, una lente de aumento, que ayuda a ver en la entrada de la vagina, cuello del uterino y paredes vaginales, cualquier tipo de anormalidad. La colposcopia es uno de los procedimientos básicos en su clínica GyO, Ginecología y Obstetricia, operado por los mejores profesionales de su ramo.

La Historia de la colposcopia

Este método se originó por las investigaciones y procedimientos del Doctor Hans Peter Himselman, en el año 1925 en Alemania. El Dr. Himselman trabajaba en la Clínica para Mujeres de la Universidad de Bonn, y junto con el Profesor Otto von Franqué buscaban una mejor forma de examinar el cérvix, que solo la inspección simple. El objetivo de sus análisis era poder tener la certeza en descubrir los casos tempranos del carcinoma invasor para de esta forma encontrar los mejores tratamientos para su eliminación.

El primer prototipo para el colposcopio fue una lámpara frontal montada en un microscopio de disección, lo cual le llevó a excelentes resultados. De esta forma, consiguió el patrocinio del laboratorio óptico Leitz, ubicado en Jena, Alemania, donde se construyó un prototipo especial de microscopio binocular con tres objetivos intercambiables, para definir los aumentos cuando fuera necesario. La fuente de luz para poder de manera concentrada ver las cavidades pélvicas, se montó de una forma modular. Para la modalidad del sistema, se buscó montar el mecanismo en ruedas, con extensiones que ampliaban su movilidad y alcance.

El nombre de este invento viene del griego Kolpos (vagina) y Skopeio (observar). Himselman señaló este nombre a la importancia de la visualización magnificada de la vulva y vagina. La construcción, formas y principios básicos del colposcopio, no han cambiado desde hace casi 100 años, solo se han perfeccionado por las nuevas tecnologías, y se han agregado óptica auxiliar. Como los métodos para fotografiar, y ahora capturar de modo digital las tomas de los estudios hechos, de manera añadida se ha acoplado diferentes tipos de rayos láser para eliminar lesiones tempranas.

La creación de este invento no solo se encasilló en la detección del cáncer cervical, sino que dio el comienzo de la interpretación de diversas patologías del cérvix, e inspiró para la creación de instrumentales parecidos para otras partes del cuerpo. Los beneficios de la colposcopia se conocieron en Alemania, extendiéndose su método por toda Europa. En poco tiempo en Austria, Suiza, Países bajos y Escandinavos, Francia, Italia, España y Portugal, se practicaba esta especialidad.

Por las tensiones posteriores, en la época previa a la Segunda Guerra Mundial, las investigaciones del Dr. Himselman fueron criticadas y negadas por los médicos británicos y estadounidenses. Sus argumentos se centraban en la nomenclatura sin correlación con la patología y la dificultad de aprender el sistema de interpretación de imágenes para su diagnóstico.

Por el impacto del método de Himselman, el Dr. Walter Schiller de la Universidad de Viena, en Austria comenzó la experimentación de ensayos de coloración viral, probando más de 300 sustancias hasta encontrar la llamada solución fuerte de Lugol, una combinación de Yodo y Yodurada. Así creó en 1929 la prueba Schiller, pero no fue efectiva al tener muchos falsos positivos. Para encontrar mejores métodos en su investigación, Schiller se muda a Boston, Estados Unidos, en los años 30 para difundir su técnica en los hospitales de Estados Unidos, la cual fue mejor recibida al negarse a usar la colposcopia.

De estos métodos fue donde se inspiró el Doctor George N. Papanicolaou, creando el método para diagnosticar el cáncer invasor incipiente del cérvix, mediante el estudio de las células tomadas del saco posterior de la vagina. En 1928, cuando publicó sus resultados no tuvo ningún apoyo, pero esto cambió cuando tuvo el apoyo del Doctor Herbert F. Traut, el Jefe de Ginecología del Hospital Metropolitano de Nueva York. De los años de sus estudios y resultados, publicaron una monografía realizada con detalles, dibujos y diagramas, lo que logró en 1943, popularizar y certificar su método clínico.

En las partes oscuras de la historia del Dr. Hinselmann fue su papel en los genocidios de la Alemania, Nazi, donde tuvo participación en la esterilización de miles de mujeres gitanas en la época de la Segunda Guerra Mundial. Posteriormente en la época del armisticio se perdonaron sus crímenes, al no poder hacerle responsable directo, si no solo como un colaborador usado por coacción. De esta forma se retiró en 1949, a la edad de 65 años, y prosiguió la enseñanza de sus métodos en Sudamérica. En este lugar fue galardonado con el título Honoris Causa de la Universidad de Rio de Janeiro, en Brasil por su trabajo: Prevención y Descubrimiento del Cáncer Cervical Temprano.

Con el tiempo, la guerra artificial que se había generado entre el método del Papanicolaou y la lectura con Colposcopio se terminó. El beneficio de usar los dos métodos como un bien complementario, se comenzó a expandir, pero en Estados Unidos siguieron usando solo el método de Papanicolaou, y la prueba de Schiller por sus fallos desapareció.

Hasta 1963 el sistema colposcopio es aceptado en Estados Unidos gracias al trabajo del Dr. Adolf Stafl, un médico de la vieja escuela alemana que funda la Sociedad Americana de Colposcopia y Colpomicroscopia, publicando sendos artículos en revistas médicas en Norteamérica. Esto va a generar el auge de este sistema en los años 70, siendo una disciplina obligada de control y diagnóstico.

A través de este método, se diagnostican infecciones por Virus del Papiloma Humano, displasia o lesiones de cáncer, en un grado temprano. En algunos casos, se puede tomar una biopsia cervical, que es una pequeña muestra de tejido para examinarla con mayor detalle en el laboratorio.

Somos el espacio exclusivo para la mujer. En GyO, Ginecología y Obstetricia contamos con ginecólogos capacitados, así como especialidades para tratar a la mujer en proceso de fertilidad, embarazo y parto. Comuníquense con nosotros, por nuestros teléfonos, página web, redes sociales, correo electrónico o formularios vía web para agendar una cita de valoración.

Artículos recientes