¿Por qué el control de embarazo es un procedimiento imprescindible?

Al formalizar una relación es común que se busque crear una familia, y si has logrado quedar embarazada es importante que desde el momento en el que recibes la noticia acudas a tu médico obstetra para que juntos formen un plan de control de embarazo. Es muy importante que lleves un control de forma regular para asegurarte de que el feto se desarrolle de manera óptima y que puedas concluir un embarazo exitoso.

control de embarazo

Este control no sólo asegura la salud del feto, sino también la tuya. Y es importante que sigas todas las indicaciones que tu doctor te ha dado para que si existe algún problema en el camino, puedan detectarlo a tiempo. Cada vez que acudas a consulta es necesario que hagas todas tus preguntas y dejes claras tus inquietudes. No te preocupes, cada aspecto de lo que estás por vivir es nuevo y tienes que saber el porqué de cada situación.

Es esencial que notifiques a tu médico si padeces algunos de los siguientes síntomas como:

  • Pérdida de conciencia o mareos
  • Náuseas incontrolables y vómito excesivo
  • Un aumento de peso anormal
  • Cistitis y molestias al orinar
  • Sangrado vaginal
  • Dolor en el área del abdomen
  • Fiebres fuertes y repentinas
  • Erupciones en el cuerpo
  • Secreción vaginal anormal

En tu primer consulta se abrirá el expediente del proceso del embarazo, es importante que no olvides ningún punto en tu historia clínica. También en este paso tu médico te realizará un examen completo para descartar o encontrar algún problema. Con esta consulta se realiza el primer diagnóstico que te permitirá conocer los pasos iniciales del crecimiento del embrión, y generalmente ocurre entre la séptima y décima semana de gestación.

Al realizar esta consulta se conocen aspectos importantes de tu genética y salud, como antecedentes que puedan afectar el desarrollo del embarazo. Asimismo, es posible descartar posibilidades de futuras complicaciones como un embarazo ectópico o amenazas de aborto, entre otras. Finalmente, se dictan las primeras normas de control de embarazo.

La frecuencia de las visitas depende de cada paciente y de su salud e historial clínico. Las consultas serán cada mes hasta la semana 32 de embarazo. Después tendrán lugar cada quince días después de la semana 38. A partir de este momento se efectúan cada semana, pues empieza un periodo muy delicado dentro de la gestación.

control de embarazo

La frecuencia de las visitas permite detectar a tiempo complicaciones en el crecimiento del feto, se darán tratamientos acordes a la semana de gestación en la que te encuentres y puedes controlar de mejor manera tu salud y la de tu bebé. Cuando se obtienen los resultados de los exámenes realizados en cada consulta,  se puede saber con mayor precisión el estado de la madre y del embrión. Se pueden dar también indicaciones adecuadas para cada paciente, y se pueden solicitar más pruebas, en caso de que se presente algún cuadro sospechoso y, si es necesario, se procede a la medicación adecuada para contrarrestar cualquier anomalía.

Durante la octava y décima semana se realiza el primer ultrasonido obstétrico, en este periodo puede hacerse de manera vaginal, permitiendo una mejor calidad en las imágenes. La ecografía en esta semana es muy importante pues nos permite saber con exactitud la localización del feto y si lleva una gestación adecuada. De la misma manera, nos ayuda a saber con mayor seguridad las semanas de gestación y el número de embriones posibles. También se pueden detectar a tiempo miomas o quistes que puedan tener consecuencias negativas en la evolución del embarazo.

Otra prueba de vital importancia en estas semanas es la prueba de sangre. Con ella puede determinarse la calidad de la sangre y si hay alguna complicación patológica que pueda transmitirse de madre a hijo. Uno de los factores que arroja este estudio es la determinación del grupo sanguíneo. Es importante conocer este punto para determinar si existe algún problema de compatibilidad y saber si se podrán realizar futuras transfusiones.

También puede detectarse la presencia de anemia gracias al conteo de plaquetas y al hemograma. Finalmente, se pueden descartar también procesos de infecciones o inmunológicos. Uno de los resultados más importantes que arroja este estudio son las pruebas de coagulación, con ellas será posible descartar cualquier problema en las etapas de la gestación, y así poder prever si hay riesgo de alguna hemorragia que nos lleve a un aborto espontáneo o a la pérdida de una cantidad importante de sangre durante la labor de parto.

Otro aspecto fundamental es la valoración del nivel de glucosa, pues es necesario determinar si la paciente es diabética, ya que los niveles de azúcar pueden potencializarse durante el embarazo. Todos los resultados arrojados por la prueba de sangre son de vital importancia para la detección oportuna de cualquier enfermedad que puedas transmitir a tu bebé, ya sea de manera genética o por alguna infección. Por ningún motivo debes saltarte este paso pues puede ser la diferencia entre un óptimo desarrollo del embrión o el término de tu embarazo.

El correcto control de embarazo puede evitarnos problemas graves durante el desarrollo del embrión, por lo que es importante seguir cada indicación para disminuir en lo posible cualquier peligro que pueda presentarse, para el bebé o para la madre. El control de embarazo debe realizarse de manera personalizada, y no debes guiarte por experiencias de conocidas que han quedado embarazadas, pues cada cuerpo ocasiona condiciones del bebé muy particulares en cada proceso.

Es muy importante que realices cada examen que se indique y no dejes dudas al aire. Cualquier cambio en tu cuerpo debe ser informado al doctor para su diagnóstico y tratamiento. En GyO, Ginecología y Obstetricia,  te guiaremos paso a paso en el desarrollo de tu embarazo. Nuestros médicos y enfermeras están altamente capacitados para ayudarte y resolver todas tus dudas. No lo olvides: en GyO estamos para servirte.