Control de embarazo: responsabilidad, cuidado y recomendaciones

El embarazo es uno de los periodos de máxima importancia en la vida de una mujer. Al ser la responsable, junto con el padre, de la llegada a este mundo de una nueva vida, es menester asistir a todos los controles periódicos con los especialistas médicos para llevar un proceso asertivo y sano. El control de embarazo es una manera de enumerar los controles prenatales, siendo estos chequeos la base para la prevención y desarrollo adecuados. En GyO, Ginecología y Obstetricia, operado por los mejores profesionales de su ramo.

Siete consejos útiles para el embarazo

  • Atención prenatal profesional

En GyO, Ginecología y Obstetricia, se recomienda ampliamente la importancia de los controles prenatales para la evaluación completa del paciente, al igual que su seguimiento. Es esencial que la madre y el futuro bebé tengan estos controles para evitar posibles complicaciones en el embarazo, y si acaso se presentaran, se conciliaran las mejores formas y tratamientos.

Es importante la elección de un doctor o doctora, con quien la paciente se sienta cómoda, donde la comunicación de los síntomas o dolencias son la clave para llevar un proceso eficaz y sano. De entrada, el especialista médico debe estar al tanto si se está ingiriendo cualquier tipo de medicación, o de los padecimientos o problemas de salud de los cuales se tiene tratamiento.

Desde el inicio de la elaboración del expediente clínico, el control de embarazo será una bitácora detallada y extensa, con el objetivo de llevar el mejor servicio de GyO, Ginecología y Obstetricia a sus pacientes.

  • Alimentación sana y con cuidados específicos

En los saberes populares se dice que en el embarazo “se está comiendo por dos”, pero esto es mentira. En los estudios más serios, se tiene establecido la necesidad de alimento adicional, de 300 calorías por día. Se hace especial énfasis en el aumento de ingesta de proteínas, buscando siempre las de mejor calidad y menos grasas. Normalmente en una alimentación sana, se programan 45 gramos de proteínas, pero en el embarazo sube a 75 gramos, lo cual hace una subida casi del 100% en comparación.

Por el riesgo de no ingerir bacterias perjudiciales para el feto, se recomienda evitar los alimentos crudos, especialmente carne, huevo, quesos y leche no pasteurizados, mariscos, pescado crudo y alimentos sospechosos de poca higiene en su preparación. Al contrario de lo que se piensa, no se debe aumentar la dosis de calcio, sino conservarla pero tomarla, eso sí, con total disciplina.

Entre los suplementos vitamínicos, existen muchas opciones para su elección. El ácido fólico es uno de los más importantes. Por las campañas de sensibilización acerca de este complemento, el gobierno mexicano, en todo el sistema de salud, obsequia miles de frascos de este compuesto para que nadie se quede sin tomarlo. Esto es de principal importancia, ya que al tomar ácido fólico se evitan de una manera significativa cualquier riesgo de malformaciones congénitas o problemas físicos en el feto. Si el embarazo es planeado, se debe de tomar de forma regular 400 microgramos de ácido fólico, durante el proceso antes del embarazo. Cuando se tenga la certeza con los respectivos análisis, del embarazo, se aumentará la dosis a 600 microgramos, la cual no se dejara de tomar hasta nuevo aviso del doctor.

Todos los complementos alimenticios, vitaminas o sustancias deben estar supervisadas por el control de embarazo del doctor responsable para evitar alguna clase de descompensación, o consumir sustancias contraproducentes o nocivas, de la misma forma el nivel de hierro subirá por requisitos del organismo.

  • Prohibición de alcohol, nicotina y drogas

Al ser un componente que se alberga en el sistema sanguíneo de forma natural, la ingestión de cualquier bebida con un grado de alcohol, llega directamente al feto, por la placenta. Esto hace que además, el nivel que el feto ingiera, sea mayor del que se quede en el organismo de la madre. Está comprobado el efecto de menor peso en los recién nacidos cuyas madres han tomado alcohol, además de posibles problemas en los centros del lenguaje, atención y aprendizaje. En los extremos puede llegarse al retraso mental, problemas genéticos de crecimiento, malformaciones de todo tipo y problemas de comportamiento, y claro alcoholismo genético, de la misma forma se aumenta el riesgo al aborto.

En menor grado, también el café como una droga legal y blanda, puede generar problemas de aborto, lo aconsejable es dejar de tomarlo totalmente, o tomar sus versiones descafeinadas.

En otro rubro, el cigarro es otro factor importante para múltiples problemas, no solo por la nicotina, sino porque cada cigarro contiene más de mil sustancias nocivas para todo el mundo, no solo para el bebé, entre las cuales existen compuestos radiactivos y solventes responsables de serios síntomas adversos, enfermedades y males genéticos. Aunque la mujer no fume, debe evitarse ser fumador pasivo.

La ultima restricción absoluta por su gran peligrosidad, es la ingestión o uso de drogas. La marihuana tienen el factor de causar síndromes de abstinencia en el recién nacido, además de reducir su crecimiento natural. De las demás drogas es casi un suicidio, poniendo en riesgo la vida de la madre y del feto, al provocar abortos espontáneos, desprendimientos de placenta, partos prematuros, problemas genéticos y de crecimiento, malformaciones congénitas, muerte fetal, problemas psiquiátricos, mentales, y de desarrollo.

  • Cuidar el ambiente donde se vive o trabaja

Existen riesgos en el ambiente que dependen de las actividades de trabajo o entorno donde se vive o convive. Normalmente las personas que tienen contacto con productos químicos, radiación, metales pesados o cuestiones que pueden ser peligrosas, se les da licencia en el embarazo, en otros se deben de extremar las precauciones a los contagios comunes para evitar el uso de medicamentos por enfermedades contagiosas.

De la misma forma, se deben aumentar las precauciones en los productos cosméticos usados, alimentos ingeridos, platos, ollas y vasijas con niveles de plomo. También existen diferentes productos químicos de uso común, como disolventes, insecticidas, y productos de limpieza que pueden generar grados de intoxicación. Las precauciones nunca serán pocas en el caso de un embarazo.

  • Actividad física y ejercicio, algo vital en esta etapa

Otro mito común, es la de pensar, que las mujeres embarazadas son totalmente inútiles en hacer ejercicio alguno. Y en este sentido es todo lo contrario. La buena condición física es algo esencial para soportar el aumento de peso del embarazo. En todo este proceso se necesitara de toda la condición física, para sobrellevar sus problemas básicos de una manera más fácil. Tanto los dolores de las piernas, el estrés y la circulación son superados por el ejercicio constante. Existen múltiples modalidades y programas para este periodo, con las recomendaciones específicas para cada fase. De forma adicional se evita el agua muy caliente en la regadera y saunas o temazcales.

  • Cuidado dental

Por los cambios hormonales, los niveles de PH subirán o decaerán sin ningún control, esto causa problemas diferentes en encías y actividad microbiana. Estas inflamaciones pueden ser molestas, lo cual debe ser visto por un dentista, para recomendar los métodos y medicamentos pertinentes. Con mayor cuidado en la higiene bucal y su cepillado.

  • La salud emocional y su estabilidad

Existe un rango aceptable en relación con los cambios de humor por los cambios hormonales durante el embarazo, pero si los cambios son drásticos y causan problemas en la vida del paciente, se puede diagnosticar depresión. Si el síndrome de ansiedad y la depresión sobrepasa las dos semanas, se está entrando en un estado clínico severo, lo cual marca de principal importancia sea comunicado al médico en el control de embarazo para canalizar a un especialista a la paciente.

Entre los resultados de la depresión, puede llegar a la violencia intrafamiliar, que por obviedad es un factor de peligro para la salud del paciente y del feto. Además de generar problemas complejos en las relaciones, entorno y vida del paciente. Todos necesitamos una salud mental constante, la cual es ignorada, como algo secundario. De presencia al iniciar el embarazo, es necesario acudir a un psicólogo para tener un seguimiento asertivo de estos padecimientos.

Somos el espacio exclusivo para la mujer. En GyO, Ginecología y Obstetricia contamos con ginecólogos capacitados, así como especialistas para tratar a la mujer en proceso de fertilidad, embarazo y parto. Comuníquense con nosotros a través nuestros teléfonos, página web, redes sociales, correo electrónico o formularios vía web.

Artículos recientes