Cuándo es necesario el parto por cesarea

En la actualidad, la mayoría de los nacimientos se logra a través de partos vaginales y ocurren de forma natural; sin embargo, existen muchas ocasiones en las que el bebé tiene dificultades para nacer y salir del vientre de la madre, incluso, la ayuda de equipo especial de instrumentos como el Fórceps (instrumento médico que sirve para que el médico recoja la cabeza del bebé con mucho cuidado y pueda sacarlo del vientre materno) o el extractor por vacío (dispositivo que se coloca en la cabeza del bebé y lo tira hacia afuera con sumo cuidado) resultan inútiles, es necesario implementar otras vías para el parto.

La cesárea es el último recurso cuando, por cualquier clase de problema o complicación, es imposible realizar un parto vaginal. El parto por cesarea es un procedimiento muy sencillo en el que el médico realiza una pequeña incisión en el abdomen y en el útero de la madre para facilitar la salida del bebé; este procedimiento únicamente se realiza cuando el médico considera que la seguridad del bebé corre algún peligro. Aunque la decisión de tener un parto a través de una cesárea no se toma un día antes de recibir al bebé, algunas mujeres tienen muchas dudas al pensar que no han tomado la mejor decisión.

Mientras que en el parto natural los bebés nacen a través de la vagina, en el parto por cesárea el bebé nace a través de una incisión realizada a través de una cirugía, la cual, hoy en día es considerada de muy bajo riesgo, pues los avances en las ciencias médicas han permitido desarrollar nuevos métodos y técnicas que facilitan el proceso.

La decisión de realizar una cesárea depende del médico, pues es él quien se tiene que encargar de salvaguardar la integridad, salud y bienestar de la madre y del bebé. Asimismo, el médico debe tomar en cuenta factores como la edad y el estado de salud en que se encuentra la madre, pues hay quienes padecen enfermedades cardiacas, o respiratorias, las cuales les impiden tener al bebé de manera natural.

En otros casos, la decisión es mucho más precipitada, pues el médico nota complicaciones al momento del alumbramiento, haciendo imposible el nacimiento a través de la vagina. Las causas más comunes para tomar esta decisión están relacionadas con el ritmo cardiaco del bebé o con la placenta. En estos casos, es cuando se considera que no hay otra opción, por lo que los médicos se ven forzados a realizar una cesárea. En este caso, la decisión la toma el familiar de la paciente, pero a decir verdad en esos casos la cesárea no es una alternativa, sino la única forma para lograr que la madre y el bebé conserven su salud y su bienestar.

Sin embargo, tomar la decisión de someterse a un parto por cesarea no es la más sencilla, pues muchas mujeres no sólo piensan en el momento del parto, sino que además piensan en el tiempo de recuperación posterior. Asimismo, la cesárea impide a las nuevas madres cuidar del bebé en su totalidad, pues ellas también están convalecientes y puede resultarles hasta riesgoso si se responsabilizan en su totalidad de ese nuevo y pequeñito ser que llenará de felicidad sus vidas.

¿Cómo saber si la cesárea es para ti?

En México, alrededor del 80% de los niños nacen por cesárea y se espera que esta cifra continúe incrementando a causa del comportamiento de los años anteriores. Debe saber que la elección de una cesárea se basa en diferentes factores. En muchos casos se elige un parto por cesarea porque es conveniente para el bebé y para la mamá. La cesárea ha incrementado en los últimos años a causa del acelerado ritmo de trabajo que han experimentado los seres humanos en la sociedad moderna, generado una necesidad entre el padre y la madre de sincronizar sus agendas de trabajo.

Sucede que los empresarios del mundo globalizado exigen el mayor rendimiento de sus trabajadores para obtener mayores ganancias, por lo que prácticamente exigen a sus empleados que el embarazo debe estar completamente planeado para que a los ocho meses de gestación, la madre pueda tomar su incapacidad, generando que muchas mujeres elijan la cesárea, pues durante el embarazo no tuvieron los cuidados necesarios para permitir el nacimiento de manera natural. Asimismo, el estrés es otro de los factores, pues este padecimiento masivo del siglo XXI altera los procesos naturales de la mujer

Lo cierto es que si la mujer es madre primeriza, ésta debe considerar el parto por cesárea, pues esto le facilitará el procedimiento y le será mucho más sencillo salvaguardar la salud y el bienestar del bebé y el suyo propio. Por otra parte, hoy en día no existe una amplia educación para las madres que quieran tener a sus hijos de forma natural, haciendo que la única opción sea la cesárea, aunque no por ser la única es la peor, la cesárea trae consigo beneficios para el bebé y para la madre, pues se evitará los dolores tan agudos que genera el parto natural.

¿Con quién dedo acudir para conocer cuál es el mejor método para tener a mi hijo?

GyO Ginecología y Obstetricia es una clínica que cuenta con un gran número de especialistas altamente capacitados. Los Ginecólogos que trabajan en esta exitosa clínica están completamente especializados en atender y prevenir las enfermedades que aquejan a mujeres de cualquier edad, dentro de un ambiente de cordialidad, tranquilidad y confianza.

Asimismo, los especialistas de GyO Ginecología y Obstetricia están completamente capacitados para atender a las mujeres embarazadas y que aún no saben cuál es la mejor opción para tener a su hijo. Los médicos de GyO Ginecología y Obstetricia le darán la respuesta a través de diversos estudios, los cuales le harán saber si la mejor opción es el parto natural o el parto por cesarea.

Así que ya lo sabe, si usted desea una atención especializada y que le permita dar a luz de forma segura y sin complicaciones, no dude en ponerse en contacto con los especialistas de GyO Ginecología y Obstetricia, quienes le atenderán con la mayor cordialidad y le darán una cita de forma rápida para que usted solucione su problema de inmediato.

Artículos recientes

Deja un comentario