Dudas frecuentes sobre el virus del papiloma humano

¿Sabías que hoy en día el Virus del Papiloma Humano (VPH) es la enfermedad de transmisión sexual más frecuente en la población? Estudios de la Academia Española de Dermatología y Venereología indican que, tan solo en España, cada año se diagnostican alrededor de cuatro mil nuevos casos; otros investigadores indican que entre el 70 y el 80 por ciento de la población sexualmente activa podría padecer VPH.

En todo el mundo, miles de pacientes afectados se preguntan sobre el origen y tratamiento papiloma humano así como si algún día podrá tener hijos, curarse y si el VPH les pone en mayor riesgo de desarrollar cáncer.

Hoy, en el blog de GyO les daremos respuesta a las preguntas más frecuentes sobre el virus, que se realizan en consultas.

¿El VPH son las verrugas genitales?

Existen más de 150 tipos de VPH, de los cuales muchos son inocuos para el ser humano, aunque otros provocan enfermedades en el área genital; los virus de bajo riesgo provocan daños benignos, como verrugas o condilomas acuminados, mientras que los virus de alto riesgo causan lesiones pre malignas y malignas en el cuello uterino.

¿Qué tan grave es la enfermedad?

El VPH es una infección que puede ser irrelevante la mayoría de los casos; afecta hasta al 35% de las mujeres jóvenes, quienes lo portan sin sintomatología; 30% de las afectadas aísla el virus en el flujo vaginal, por lo que puede no representar un peligro. Sin embargo, se recomienda acudir frecuentemente con el ginecólogo, especialmente ante la aparición de una verruga u otra condición ginecológica.

¿Cuáles son los síntomas del VPH?

La mayor parte de los casos son asintomáticos y no tiene efectos en la salud de quien lo porta; en otros casos aparecen verrugas genitales o condilomas, mientras que en casos más graves puede provocar displasia cerebral o cáncer de cuello uterino.

¿Cómo se transmite?

Al ser una enfermedad de transmisión sexual (ETS), el VPH se transmite al existir contacto entre las mucosas donde se encuentra el virus, por lo que los hábitos sexuales como el uso de métodos de barrera como el preservativo y la monogamia, pueden ayudar a disminuir los riesgos de padecerlo.

Cabe destacar que el contagio por contacto puede darse aunque se utilicen métodos anticonceptivos de barrera e incluso sin la penetración, por otras actividades sexuales.

¿Cómo afecta el virus a la salud?

En la mayoría de los casos, el VPH no ocasiona riesgos a la salud; sin embargo algunos tipos de virus se relacionan con las lesiones pre malignas en el cuello uterino, en la vagina, la vulva y el ano, lesiones conocidas como displasias y se diagnostican mediante una citología. Si bien la displasia no es cáncer, se requiere de un tratamiento papiloma humano en el que se extirpa el área donde se localiza la lesión para evitar que progrese hacia el cáncer.

Si se deja evolucionar al virus cuando ha provocado lesiones, su gravedad será mayor y puede evolucionar hacia el cáncer de cuello uterino; sin embargo el tiempo que tarda en transformarse en cáncer invasivo va de entre seis y ocho años y afecta a un porcentaje muy bajo de personas.

¿Cómo prevenir el virus?

El primer paso es evitar las conductas de riesgo, es decir, las relaciones sexuales sin preservativo, pues el VPH puede transmitirse tanto por vía genital como oral y anal, por lo que se debe utilizar una barrera de látex para evitar las infecciones.

Además, se recomienda visitar al ginecólogo periódicamente y realizarse estudios de Papanicolaou y citología vaginal; a partir del inicio de la actividad sexual se recomiendan estos chequeos, especialmente si no tienes una pareja estable y relaciones monógamas.

 La vacunación contra el VPH es una estrategia creada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), organismo que la considera como la herramienta más eficaz para erradicar el virus y las enfermedades que trae consigo.

¿A los hombres también les afecta el VPH?

Si, ellos pueden desarrollar lesiones pre malignas, cáncer de pene y de ano, así como verrugas genitales y condilomas acuminados; el VPH afecta tanto a mujeres como a hombres, homosexuales o heterosexuales y personas de todas las clases sociales.

¿Cómo es el tratamiento papiloma humano?

 El sistema inmunitario es el principal para erradicar el virus, pues se encarga de generar una respuesta celular y anticuerpos en las mucosas genitales para aislar la infección por este virus. Si bien la mayoría de las ETS pueden curarse a través de antibióticos, el VPH, al igual que el VIH, no se curan de este modo; sin embargo, el médico se encargará del tratamiento de las lesiones producidas por el virus, con el fin de que no afecten la salud ni la sexualidad del paciente.

Si me curé o vacuné contra el VPH, ¿Puedo tenerlo?

La vacuna es una estrategia para evitar las infecciones por uno o varios tipos de VPH  incluidos; sin embargo, ni la vacunación ni haberse curado en el pasado garantizan que no se puede volver a sufrir una infección por el mismo u otro tipo de VPH; la mejor forma de evitar su aparición, es evitando las conductas de riesgo.

¿Qué pasa si me diagnostican VPH?

Tener la infección no necesariamente implica que ocasionará consecuencias; el VPH es común en el área ano-genital tanto de hombres como de mujeres, y en la mayoría de los casos remite de forma espontánea, mientras que otros desarrollan verrugas o condilomas de diferentes tamaños. La presencia del VPH no necesariamente indica que nuestra pareja ha sido infiel, pues el desarrollo de una verruga genital es un proceso largo.

¿Cuándo ir con el médico?

Como decíamos anteriormente, se recomienda acudir a revisiones periódicas cada año a partir del inicio de la vida sexual activa, especialmente si no tienes una pareja estable o relaciones monogámicas. Si notas la presencia de verrugas, flujo vaginal o cualquier otra anormalidad, acude de inmediato con tu ginecólogo.

Visítanos, en GyO contamos con especialistas en ginecología y obstetricia y podemos ayudarte a encontrar el mejor tratamiento papiloma humano para ti.

Artículos recientes