¿Qué esperar en su primera visita de control de embarazo?

Uno de los sueños de todas las mujeres es ser mamá. Vivir esta maravillosa etapa será una de las mejores experiencias que tendrán en toda la vida, pero antes de ser mamás tiene que ocurrir un proceso de nueve meses: el embarazo, y dentro de esta etapa se tiene que llevar un control de embarazo para asegurarse que todo saldrá y va bien con su salud y la de sus bebés.

Les damos nuevamente la bienvenida al blog de GyO – Ginecología y Obstetricia, un espacio que hemos creado para compartir con ustedes información y temas de interés relacionados con los servicios médicos que les ofrecemos en nuestro consultorio. En esta ocasión les vamos a hablar sobre qué deben esperar en su primera visita con ginecólogo un para iniciar su control prenatal.

Después de que se realizan una prueba de embarazo y confirmen que próximamente van a ser mamás, lo primero que tendrán que hacer es agendar una cita con un ginecólogo para que asistan a su primer cita de control prenatal. La primera visita con el especialista se suele realizar entre la semana seis y la semana nueve del embarazo; las semanas se cuentan siempre desde la fecha de su última menstruación, por lo que en ocasiones puede haber una variación de una a tres semanas en la cuenta, pero eso es normal.

Muchas mujeres se ponen nerviosas porque no saben qué esperar en esa primera consulta y muchas otras ni siquiera asisten porque creen que no es relevante. Todas las citas durante el embarazo son importantes y se debe acudir a cada una de ellas para mantenerse informadas de todo el proceso y estar preparadas, sin importar si será su primer bebé o el segundo o el tercero. Para las mujeres que ya han tenido una primera cita con el ginecólogo durante el embarazo, saben lo que les espera, pero para aquellas mamás primerizas, a continuación, les diremos que es lo que sucederá de manera general.

Lo primero que se determina en esta consulta es la fecha probable del parto, a partir del conteo que les hemos mencionado. Por ello, es que la fecha probable de parto es, en teoría, el día en que nacerá el bebé. Pero lo cierto es que apenas el uno por ciento de los bebés nace en ese día.

El embarazo tiene una duración de 40 semanas o 280 días, que son contados, como mencionamos, a partir del primer día posterior a la ultima menstruación. Para determinar la fecha se utiliza la conocida como Regla de Negele, que consiste en que a partir de la fecha mencionada se le añade un año, posteriormente se le restan tres meses, y por último, se le suman siete días. Por ejemplo, si el primer día de su última regla fue el 3 de septiembre, la fecha probable de parto será el 10 de junio, ya que ese sería el día en que se cumplirían 40 semanas de gestación, pero se considera normal que el bebé nazca entre la semana 38 y 42 de embarazo, es decir dos semanas antes o dos semanas después de esa fecha, por posibles variaciones en los ciclos menstruales de cada mujer, o porque simplemente cada mujer y cada bebé tienen su propio ritmo de desarrollo. A pesar de eso, la fecha servirá como referencia para todas las consultas posteriores y para los tratamientos, estudios y exámenes que se necesiten realizar.

Lo siguiente que se lleva a cabo en su primer control de embarazo es la realización de una historia clínica y pruebas que el ginecólogo considere necesarias. El médico especialista valorará los antecedentes familiares de la pareja, preguntará si existen antecedentes de abortos, alguna enfermedad importante, alergias, intervenciones quirúrgicas, hábitos de vida, alimentación y cualquier información que pueda resultar de interés desde el punto de vista médico.

En caso de que ya hayan tenido hijos previamente, les preguntarán qué tipo de parto fue y cómo se desarrolló todo el embarazo, en especial se existió alguna complicación que deba ser tomada en cuenta para el embarazo actual. Las pruebas básicas que se llevan a cabo son las de control de peso y la tensión arterial, los cuales se volverán a medir cada vez que acudan a los controles prenatales para llevar un registro claro y conciso.

También se realizarán o programarán análisis de sangre y de orina. El primero para determinar el grupo sanguíneo y el factor Rh, el nivel de hemoglobina, y el nivel anticuerpos para hacerle frente a algunas infecciones como la rubéola, la hepatitis y la toxoplasmosis, o de enfermedades como el SIDA y otras de transmisión sexual. El de orina tiene el objetivo de detectar posibles infecciones y comprobar los niveles de azúcar y proteínas, cuyos niveles anormales podrían indicar la presencia de alguna enfermedad.

El siguiente y último paso en su primer control de embarazo es la realización de una ecografía para la confirmación de embarazo. A pesar de que el test de embarazo haya dado un resultado positivo, existe un pequeño margen de que este haya sido un falso-positivo, por lo que se debe confirmar el embarazo.

En la mayoría de los casos, se suele realizar un ultrasonido transvaginal, el cual aporta información muy importante; principalmente sirve para comprobar que el embarazo se ha formado dentro de la cavidad uterina, es decir que no se trata de un embarazo ectópico, además de confirmar la presencia del saco amniótico, es decir que tampoco se trata de un embarazo anembrionario; en caso contrario, se deben tomar medidas y cuidados diferentes durante el desarrollo del embarazo. Este examen también determina si se trata de un embarazo único o múltiple y la vitalidad del feto, aunque puede que el latido fetal aún no pueda percibirse por ser demasiado pronto en el embarazo.

Para terminar, el ginecólogo les dará algunas recomendaciones, como que tome ácido fólico y un suplemento de yodo. También fijará la fecha de la próxima cita a la que deberán acudir, la cual probablemente coincida con la próxima ecografía que se realiza por lo general en la semana doce. El primer control de embarazo es un momento muy importante para ustedes y sus parejas, puesto que confirma el embarazo y que ha comenzado a desarrollarse su bebé.

Como mencionamos, todas las citas de control de embarazo son importantes y no deben faltar a ninguna. Lo más probable es que el ginecólogo con el que tengan la primera cita será el que lleve el control durante todo el proceso, por ello deben acudir con el mejor, el cuál encontrarán en GyO – Ginecología y Obstetricia, donde podrán realizarse todos los procedimientos del embarazo y el parto acompañadas del mejor equipo de profesionales. Agenden una cita a través de nuestra página web o vía telefónica, con gusto las atenderemos.

Artículos recientes