La importancia del control de embarazo para la madre y para el futuro bebé

Es más que evidente que el embarazo es una de las etapas más importantes en la vida de las parejas, no sólo porque ese pequeño ser representará la unión entre dos parejas que se aman, sino porque se trata del primer vínculo que existirá entre el futuro hijo. Así, el control de embarazo es uno de los principales pasos que permiten garantizar la relación entre los padres y el hijo, pero o será una relación cualquiera, sino una relación en donde se puedan establecer los roles que debe cumplir cada miembro de la familia.

De esta manera, el control del embarazo es considerado por los especialistas como un encuentro periódico entre la embarazada, la pareja y el médico especialista en ginecología. La prioridad de estas consultas es fundamental para asegurar la salud de la madre y del futuro bebé; asimismo, la periodicidad de las consultas dependerá de todas y cada una de las características del embarazo, así como también de las condiciones de salud física y emocional de la madre, entre muchos otros factores que influyen en la salud de ambos seres humanos.

Así, podemos decir que será el médico ginecólogo quien estará facultado para determinar la frecuencia con que la madre acudirá a sus consultas; no obstante es importante decir que existen otro tipo de acontecimientos no planeados que pueden motivar a un encuentro prematuro entre el médico y su paciente. Por lo general, el control en el embarazo se realiza una vez por mes hasta llegar a las 28 semanas, cada dos semanas hasta alcanzar las 36 semanas y una vez a la semana hasta llegar a la semana 41; sin embargo, si su embarazo dura 42 semanas, es muy importante que el médico cite a la pareja dos o tres veces a la semana con el fin de mantenerla en constante vigilancia ye vitar un accidente que pueda complicar el parto.

Los especialistas en ginecología y obstetricia afirman que durante el control en el embarazo existen ciertas actividades que se realizarán de manera rutinaria. Una de estas actividades es el registro de la presión arterial, el registro del peso de la madre, el registro de la estatura de la madre y el crecimiento en el volumen del útero, el cual permitirá conocer al médico la forma en que será más factible que la mujer se alivie, ya sea por cesárea o por parto natural. Además, los especialistas afirman que en las primeras visitas médicas, entre la semana 18 y 22, la madre comenzará a observar y a sentir los movimientos y los latidos del feto, los cuales resultan ser una experiencia inolvidable y muy placentera para la madre.

Con todo lo anterior, podemos llegar a la conclusión de que el control de embarazo es sumamente importante para el futuro bebé, pero también para los padres. Esto se debe, principalmente a que las visitas constantes con el especialista permitirán al médico realizar todo un conjunto de acciones y procedimientos que le permitirán prevenir, diagnosticar y tratar todos y cada uno de los factores que puedan condicionar el estado de salud del feto y de la madre, permitiendo entonces que ambas partes tengan una mejor calidad de vida.

Asimismo, el control en el embarazo es una excelente ocasión para formar a la madre y al padre en las artes de crianza y cuidados de su bebé. Es muy importante aclarar que el periodo perinatal es una de las etapas de la vida del ser humano en donde mayores riesgos existen, por ende, el control y las revisiones frecuentes permiten disminuir los riesgos de vida así como las malformaciones o enfermedades congénitas. De esta manera, el control prenatal está integrado por diversas especialidades que permiten tener un mejor control sobre todos los aspectos de vida de la futura pareja de padres.

En primer lugar, el control de embarazo requiere de un interrogatorio clínico en donde el ginecólogo indaga sobre la vida personal, conyugal y familiar de los pacientes. En segundo lugar, el control prenatal requiere de exámenes físicos maternales y los exámenes paraclínicos que puedan necesitarse, por ejemplo: ecografías obstétricas, exámenes de laboratorio para saber los niveles de azúcar, colesterol y muchas otras enfermedades que de no detectarlas a tiempo pueden causar graves daños al feto, en el peor de los casos, los daños pueden resultar irreversibles.

Lo cierto es que todos estos cuidados durante el embarazo son fundamentales para el bebé y para la madre; sin embargo, es muy importante que las parejas que estén pensando en acudir a una clínica de ginecología y obstetricia para salvaguardar la salud de la mujer y del bebé, tengan en cuenta que una investigación previa para conocer las mejores clínicas relacionadas con esta especialidad es muy importante, pues de no hacerlo, estarán poniendo en riesgo la vida de ambos pacientes. Por ello, hoy recomendaremos la Clínica GyO Ginecología y Obstetricia, una de las mejores que hoy en día existe en la Ciudad de México y el Área Metropolitana.

La Clínica GyO Ginecología y Obstetricia cuenta con un equipo de médicos especializados en ambas ramas que han estudiado durante muchos años para poder ofrecer a sus pacientes el mejor diagnóstico y tratamiento que les permita recuperar su calidad de vida o llevar un embarazo saludable. Los médicos de la Clínica GyO Ginecología y Obstetricia están completamente centrados en atender y prevenir las enfermedades que aquejan a mujeres de cualquier edad, todo ello, dentro de un ambiente de cordialidad, tranquilidad y confianza.

Así que ya lo sabe, si desea conocer más información sobre los tratamientos y los servicios que ofrecen los especialistas de la Clínica GyO Ginecología y Obstetricia para el control de embarazo o la prevención de enfermedades que pueden resultar dañinas para los órganos femeninos, no dude en ponerse en contacto con el personal de la Clínica GyO Ginecología y Obstetricia, quienes le atenderán con la mayor cordialidad y le asignarán una cita de forma inmediata con los médicos altamente capacitados con que cuenta la Clínica GyO Ginecología y Obstetricia.

Artículos recientes

Deja un comentario