La importancia de un tratamiento papiloma humano a tiempo

Saludos querido lector, es un gusto tenerte de nuevo en este espacio que GyO hace especialmente para ti, es importante para nosotros compartir información, tips e historias que puedan ayudarte a comprender más el mundo de la ginecología y obstetricia para así entender la importancia de una valoración y un cuidado constante de nuestra salud.

En esta entrada queremos hablarte sobre la importancia de un tratamiento papiloma humano. Esperamos que con esta breve explicación tengas un panorama más amplio y puedas acudir sin temor alguno a nuestras clínicas para obtener cualquier orientación que necesites para tener una óptima salud.

El tratamiento varía dependiendo de muchos factores que conlleva esta enfermedad, este tipo de factores son las lesiones y las verrugas que se encuentran en el área genital, para el tratamiento es necesario localizar estas verrugas y contabilizar el número de estas lesiones para comenzar el método correcto de control del VPH. Los tratamientos papiloma existentes para el combate a las verrugas son los siguientes:

Aplicación tópica de podofilina al 0.5 %, este tratamiento se aplica directamente en la verruga, puede ser incluso aplicado por el mismo paciente , se recomienda que estas dosis sean aplicadas dos veces al día para un correcto efecto y sanación, la dosis se coloca durante tres días consecutivos, dejando cuatro días de reposo para que el cuerpo asimile el medicamento.

Aplicación tópica de imiquimod al 5 %, este medicamento genera que el sistema inmunológico se active generando más células que ataquen el VPH, este medicamento también puede ser aplicado por el paciente y requiere de un lavado meticuloso de la zona previa a la aplicación, este medicamento puede administrarse durante dieciséis semanas tres veces por cada semana, está contraindicado en el embarazo y sólo se puede acceder a este por medio de una consulta ginecológica y receta médica.

Aplicación de ácido tricloroacético al 80-90%, este medicamento está elaborado por medio de un ácido muy fuerte que ayuda a eliminar verrugas en un estado más avanzado, este sólo puede ser administrado por un médico especialista, pues un exceso en la dosis puede causar problemas a la piel circundante en la zona verrugosa. Existen otros métodos que permiten la eliminación de las verrugas causadas por el VPH, estos son la crioterapia con nitrógeno líquido y la eliminación de éstas por medio de un tratamiento quirúrgico de láser o electrocoagulación.

Si el problema causado por el VPH ya ha crecido, complicándose y apareciendo como lesiones precancerosas en el cuello uterino, el tratamiento es más delicado, pero si se realiza a tiempo la paciente puede tener muchas oportunidades de lograr curarse y de sobrevivir a un posible cáncer. Los tratamientos indicados para este tipo de lesiones avanzadas son:

  • Crioterapia: Este método consiste en congelar el tejido por medio de una sonda metálica, esta ha sido congelada previamente con óxido nitroso o con dióxido de carbono, estas sustancias circulan dentro de la sonda y están a temperaturas de frío extremo para poder congelar el tejido dañado, este tratamiento aplicado en manos de expertos tiene una posibilidad de 85 % a un 95 % de efectividad, es empleado solamente si las lesiones detectadas aún son pequeñas y estas aún no llegan al canal del cuello uterino.
  • Escisión electroquirúrgica por asa: Este método consiste en eliminar las lesiones en el área afectada por medio de un bisturí caliente, este proceso requiere que la paciente se someta a una anestesia local para poder realizar la cirugía sin mayor problema ni dolor, este método registra una efectividad de un 95%.
  • Conización en frío con bisturí: Este método elimina el tejido dañado que ha adquirido una forma de cono en el cuello uterino, para lograr retirar dicho tejido se utiliza el bisturí, este método no es de los más recurrentes pero aún es aplicado en algunas clínicas, este es considerado como una opción en caso de que la lesión no pueda ser tratada por medio de los otros métodos arriba señalados, también es utilizado si existe una sospecha de cáncer, su efectividad es de un 94 %, en este caso la paciente es sometida a anestesia general, las complicaciones resultantes de este procedimiento pueden ser la complicación en sagrado en el cuello uterino o la estrechez de este después de la intervención.

Si el problema no ha sido tratado y lamentablemente se vive un diagnóstico de cáncer, los tratamientos serán más fuertes y estos dependen del nivel en el que el paciente se encuentre, de la localización del problema y de la expansión de este dentro del útero. Los tratamiento papiloma humano indicados para estos casos suelen ser las radioterapias y las quimioterapias, el proceso en estos casos es largo y la posibilidad de cura dependerá de lo avanzado que esté el problema.

Otro tratamiento existente contra el VPH es la microinmunoterapia, esta no es tan regular pero lleva 35 años practicándose con muy buenos resultados, nació en 1967 gracias al Dr. Maurice Jeane, quien descubrió que cuando se administran el ADN y el ARN en dosis altamente diluidas se lograba una estimulación en el sistema inmunológico, consiguiendo una mejoría en la paciente,  desde ese momento se han realizado una serie de estudios sobre este método terapéutico, haciendo posible un tratamiento que va de la mano con los antes mencionados, aumentando la efectividad al cooperar con el sistema inmune.

Sabemos que el mejor tratamiento papiloma humano existente es la prevención, debes dejar de lado todos los tabúes existentes alrededor de una consulta ginecológica y comenzar a ver por tu salud, es importante que te revises constantemente y sigas las indicaciones de tu médico, el cáncer es un asesino silencioso y ha cobrado la vida de muchas mujeres, evita ser una víctima y acude a una consulta, en GyO estamos para brindarte la mejor atención que necesitas, de manera ética y humana. Si tienes alguna duda con respecto a estos tratamientos, acércate a nosotros y con gusto te atenderemos de manera personalizada.

Artículos recientes

Deja un comentario