LEE ESTE ARTÍCULO SI TE SIENTES ANSIOSA RESPECTO A TU PRÓXIMO PARTO

No importa si tu próximo parto será natural o si será un parto por cesárea, es totalmente normal sentirte ansiosa, dudosa o con un poco de miedo. Por lo regular, son sentimientos que se experimentan incluso después de haber tenido ya un hijo antes. Lee el siguiente artículo que hemos preparado para ti si es tu caso. Quizá podamos ayudarte a calmar los nervios…

Traer vida al mundo es algo sencillamente extraordinario. Tú lo sabes, nosotros lo sabemos, hasta el vecino lo sabe. Se trata de un acontecimiento que sólo la naturaleza en su gran sabiduría puede explicar. En algunas ocasiones, ni siquiera los expertos comprendemos cómo de una decisión pueden crearse los más bellos ojitos que te miran con amor.

Es la naturaleza, la gran sabia en este universo. Ella sabe cómo desarrollar correctamente a un bebé para que haga su parte esencial en este mundo. Sólo ella puede decidir el color de cabello que tendrá y la personalidad tan determinante que ayudará a conseguir objetivos en un futuro. Claro, tú como madre, tienes una gran influencia en su vida. ¿Es acaso eso lo que te preocupa?

Hay miles de dudas que toman lugar en el embarazo. Las más frecuentes, además de la interrogante anterior son:

  • ¿Habrá tenido un buen desarrollo durante estos nueve meses de gestación?
  • ¿Qué clase de humanito saldrá de mi cuerpo? ¿Será quizás muy terco como yo o tan dócil como su padre?
  • ¿Podré darle un futuro certero y seguro?
  • ¿Habrá complicaciones en el parto natural o en el parto por cesárea?
  • ¿Podrá mi cuerpo proveerle el alimento, calidez y demás elementos que necesita para continuar su correcto desarrollo?
  • ¿Cómo cambiará mi vida una vez que nazca?
  • ¿Qué sexo tendrá? ¿Será una mujer? ¿Tendrá que lidiar con los problemas actuales de machismo en México? ¿Será hombre? ¿Podrá desempeñar su papel de hombre igualitario en este país donde casi no sucede?
  • ¿Podré darle las herramientas necesarias para que alcance el éxito en la vida?
  • ¿Podré protegerlo de todos los peligros del mundo?

Olvídalo. Éstas y otras interrogantes suelen tomar la tranquilidad y serenidad de las madres y de los padres. Lo cierto es que no podemos predecir el futuro de ninguna manera. Sólo es posible mantener la compostura y la lógica cuando se presenten problemas, y dar lo mejor como padres para que tu bebé pueda crecer sana y felizmente.

Si al momento presentas complicaciones en tu embarazo o se te ha anticipando que durante el parto natural o el parto por cesárea podría haber complicaciones, trata de mantener la calma. Suele suceder, incluso en tiempos actuales. Sin embargo, gracias a la tecnología y a las nuevas técnicas de ginecología y obstetricia, el porcentaje de riesgo para madres y bebés se reduce grandemente.

Lo que puedes hacer es seguir las instrucciones de tu médico especialista, en este caso el J. Arturo Moyers Arévalo, quien ha tratado con varios casos difíciles y sabe por experiencia y por expertise, lo que se debe hacer en tal o cual eventualidad. Él determinará con exactitud las soluciones que aplican en tu caso.

Además, trata de mantener una actitud relajada y positiva. No sabes cuánto poder tiene la mente sobre el cuerpo, tanto tuyo como el del pequeño que se está formando dentro de ti. Puedes intentar también realizar ejercicios de relajación, respiración y meditación:

  1. Todos los días, destina un horario (de preferencia que sea el mismo siempre) en la mañana temprano o bien, tarde en la noche, ya cuando no hay mayores responsabilidades que completar.
  2. Siéntate en una posición cómoda y segura. Aleja ruidos y distracciones de ti.
  3. Comienza inhalando durante seis u ocho segundos, muy lentamente. Después, mantén el aire en tus pulmones por seis u ocho segundos. Exhala lentamente contando el mismo tiempo que has inhalado.
  4. Repite durante veinte veces.
  5. Trata de mantener tu mente en blanco. Deja ir preocupaciones o ansiedades.
  6. Toma un descanso de tres minutos. Repite otra vez los ejercicios de inhalación, mantenimiento y exhalación del aire, y el descanso. Hazlo dos veces más.

Si es posible, o si es requerido, realiza estos ejercicios dos veces al día, durante la mañana y durante la noche. Pero no sólo eso, sino que tienes que confiar más en ti, en tu doctor, en tu propio bebé. Repite diariamente que tu hijo está bien, que tu parto natural o tu parto por cesárea serán un éxito. Así, como lo lees, en positivo.

Además, tenemos un último secreto para ti: los bebés son muy resistentes. Como lo lees. Quizá suene un poco insensible, pero no hay una mejor palabra para describir su increíble habilidad de recuperación. Los bebés, como hemos dicho anteriormente, además de ser un milagro de la naturaleza, son una prueba fehaciente de lo que una determinación inicial puede lograr. Sus ganas de vivir y ser amados han sido comprobadas una y otra vez durante siglos, incluso en los momentos más difíciles. Así que no temas por el nacimiento, y mejor mantente segura, sana y obediente de las indicaciones del Dr. Moyers.

Si es posible, pide a tu esposo que realice los ejercicios de respiración contigo y la repetición de frases alentadoras todos los días. Además, háblale directamente al bebé para que sepa lo mucho que lo quieres y lo bien que saldrá todo ese día en específico, durante el parto.

Si tienes dudas específicas sobre tu embarazo o el parto, no dudes en comunicarte con nosotros. El Dr. Moyers estará en la mejor disponibilidad para tranquilizar tus ansiedades.

Artículos recientes

Deja un comentario