Orientación sobre el parto por cesárea

Muchas veces no es posible dar a luz de manera natural o vaginal, pues a lo largo del embarazo pueden surgir problemas que hagan necesaria una intervención, como el parto por cesárea, que tiene el fin de poder recibir al bebé de modo seguro. Así que si crees que tu embarazo es de riesgo o se complica durante la labor, este método será el indicado para que tu hijo nazca saludable, reduciendo los riesgos propios del caso.

Si tu embarazo no es de riesgo pero decides realizarlo por medio de la cesárea, esta información también es de tu interés, así podrás llegar más informada a tu cita con el ginecólogo obstetra  para que juntos decidan la mejor opción para ti y tu bebé. Recuerda que la seguridad está ante todo y en estos casos es primordial tomar la decisión adecuada sobre la forma de nacimiento por la que te decidirás.

El parto por cesárea es también conocido como parto quirúrgico. Ésta no es más que una cirugía que permite el nacimiento del bebé, que se saca a través del abdomen de la madre mediante una incisión discreta en el vientre, que asegura que en la mayoría de los casos  resulten bebés y madres saludables. Sin embargo, debes considerar que se trata de una cirugía mayor, por lo que estarán involucrados algunos riesgos, además de que la recuperación será más larga que por el método de parto natural.

Muchas mujeres que tienen un embarazo de bajo riesgo deciden que la mejor manera de traer al mundo a sus hijos será por vía de parto natural, aunque en los últimos años la tasa de nacimientos por medio de un parto por cesárea ha aumentado considerablemente, por ejemplo, en Estados Unidos, donde una de cada tres mujeres decide que el método por el que nacerá su bebé será una cesárea.

Además, ciertos doctores consideran que la mayoría de las cesáreas practicadas no son necesarias,  pues creen que la decisión de tenerlos de este modo para evitar el dolor de un parto natural no es la correcta y que la información debe llegar de manera oportuna y clara a las futuras madres para que decidan sobre el método correcto de alumbramiento.

Sin embargo, es importante que la información sea clara y que el doctor las guíe de manera correcta para evitar una cirugía innecesaria, que podría traer secuelas después del parto, pues muchas madres no necesitan de una intervención quirúrgica para que su hijo nazca, pero hay muchas razones por las cuales tu médico te recomendará una cesárea, esto si considera que es el método más seguro para traer a tu hijo al mundo.

Algunas cesáreas pueden ser programadas antes del parto, esto después de que se han realizado los estudios correspondientes para valorar tu salud y la de tu bebé, y sólo así se podrá determinar si este método es el correcto para tí. Otras cesáreas se deciden cuando en el quirófano o espacio de maternidad ha ocurrido alguna anomalía que pone en peligro la vida de la madre o del bebé.

Algunos de estos problemas pueden ser los siguientes:

-El nacimiento de gemelos o de más hijos.

-Algún problema de salud de la madre, como VIH, enfermedades cardiacas o infecciones causadas por herpes.

-Hipertensión que pueda poner en peligro la vida de la madre.

-Alguna deformidad congénita en la pelvis.

-Problemas en la placenta o cordón umbilical.

-Una posición no favorable del bebé.

-Señales de sufrimiento del bebé.

-La madre se ha sometido a una cesárea en un evento anterior.

Como mencionamos anteriormente, en la actualidad un gran número de mujeres opta por realizar una cesárea a pesar de no necesitarlo, razones que van desde el miedo al dolor producido por el parto natural, el temor a un desgarre vaginal que pueda traer consecuencias en su vida sexual o por el simple hecho de acceder a la comodidad de decidir cuándo podrá nacer su hijo.

Ante este panorama es normal preguntarse si es seguro y sobre todo ético el que los médicos soporten y apoyen la decisión de la mujer sobre una cesárea. No es fácil llegar a una respuesta sobre este tema, ya que sólo un estudio más extenso y detallado de las ventajas sobre los riesgos ayudará a llegar a una conclusión.

Muchos médicos optan por continuar con un parto vaginal y disuaden a sus pacientes asesorando sobre las ventajas de un parto natural. Otros obstetras consideran que es importante dejar que la mujer decida sobre los métodos de parto, siempre y cuando estén seguras e informadas sobre los riesgos que una cesárea conlleva, sobre todo después del parto. Lo que está claro es que las opiniones se dividen y los argumentos sobre los que optan por el parto natural hacen énfasis en los riesgos de esta cirugía.

Pero esta información no es para asustarte, sino que la compartimos con el fin de que conozcas los peligros relativos de las cesáreas. Es importante que los tengas claros para que puedas decidir conscientemente sobre el método por el que te decidirás.

Algunos de los riesgos involucrados durante una cesárea son: alguna hemorragia peligrosa, coágulos, infecciones y problemas respiratorios en el bebé, además de que la recuperación es más lenta y puede llegar a ser más dolorosa que la de un parto vaginal. Otro riesgo latente es la ruptura uterina, que conlleva obvias complicaciones en futuros embarazos.

No obstante, con el avance de la tecnología y la experiencia de muchos médicos, las cesáreas son por lo general un método altamente recomendado. En estas intervenciones se protegen los órganos pélvicos de la madre, el bebé no corre riesgo alguno y se reducen de manera considerable los problemas intestinales o de la vejiga.

La balanza no cede a favor de uno u otro método, sino que simplemente éstos se dejan a consideración de la madre. Así que si estás interesada en un parto por cesárea es importante que te informes sobre todos los pros y contras, que hables claramente con tu médico sobre tus dudas y que no dejes ninguna pregunta sin resolver; ellos estarán para orientarte.

Si tienes alguna duda acércate a GyO ginecología y obstetricia, en donde encontrarás la asesoría de doctores ampliamente calificados que con gusto te ayudarán a decidir el método de nacimiento más apropiado para la salud de tu bebé y la tuya.

Artículos recientes

Deja un comentario