Parto natural

La larga espera está por terminar y muy pronto tendrás a un pequeño milagro en tus manos. Toda mujer muere de alegría pero también de miedo y nervios cuando se acerca el momento, especialmente si se trata de su primer bebé, son emociones encontradas, pero a pesar de todo, y cuando el proceso haya terminado verás que habrá valido la pena.

Cuando las semanas correspondientes al proceso de embarazo han finalizado de manera adecuada, saludable y no existe ninguna complicación (entre 38 y 41 ya que cada cuerpo es diferente) tu cuerpo empezara a prepararse para el parto natural y que tu bebé pueda salir de tu cuerpo y finalmente tengas la bendición de tenerlo en tus brazos.

A pesar de tratarse de una fase natural del cuerpo, debes contar con un equipo médico que vigile que la evolución del parto natural este sucediendo correctamente y sin complicaciones, que si llegaran a existir se pueda actuar oportunamente para que tanto la salud de la madre como la del bebé no se vean afectadas y esta experiencia sea tan maravillosa como lo imaginaste durante nueve meses.

En ginecología y obstetricia estamos dedicados a cuidar del desarrollo de tu embarazo de una manera cálida, ya que entendemos perfecto el proceso y la etapa que está viviendo tu cuerpo, así como los cambios emocionales y físicos que empiezan a llegar mientras el embarazo va avanzando. Somos una red de médicos especialistas en ginecología y obstetricia que buscamos otorgar el mejor servicio a nuestras pacientes para que en esta etapa de su vida se sientan confiadas y apoyadas.

Con nosotros podrás llevar el desarrollo de tu embarazo y control para que cada mes estés segura y tranquila de que todo está marchando correctamente y actuar de manera oportuna si llegará a existir alguna complicación. De la misma manera entendemos que en este período que vive la mujer surgen infinidad de dudas, en las que te asesoraremos para que vivas un proceso feliz libre de preocupaciones.

En ginecología y obstetricia queremos que estés preparada para el momento del parto natural y conozcas las señales que tu cuerpo empezará a darte cuando esté listo para dar a luz.

  • Espasmos en el vientre. O como todos las conocemos, las famosas contracciones que son como cólicos pero mucho más intensos. Es un proceso que puede durar un par de horas o incluso todo un día, lo mejor es que durante este tiempo te encuentres lo más relajada y cómoda que te sea posible y que si lo deseas puedas estar al lado de algún familiar que te apoye y te haga sentir segura, además estaremos al pendiente de cualquier cambio en tus contracciones para saber si ha llegado el momento del parto natural.
  • Incomodidad en la espalda y la cadera. Este podría ser el primer llamado de tu cuerpo tratando de decirte que el momento se acerca, pues tu cuerpo empieza a prepararse para la salida de tu bebé.
  • Ruptura de la fuente. La misma cabeza del bebé es la que rompe la bolsa de líquido amniótico en la que vivió durante tanto tiempo, si esto te sucede debes correr pues el momento puede estar cerca.
  • Incomodidad en la pelvis. Cuando el embarazo se encuentra muy avanzado y se dice que ya estás en “días” el bebé empieza a desplazarse hacia abajo, incluso podrías notar que tu pancita ya no está hacía enfrente como antes y sentirla “caída”. Si esto te está sucediendo consúltalo con tu doctor para que estén al pendiente de posibles contracciones.

Ante alguna de estas señales no dudes en consultar a tu médico para evitar complicaciones. Tú conoces tu cuerpo mejor que nadie y si sientes que ya es tiempo o que algo no anda bien no esperes en pedir ayuda, recuerda que se trata de tu salud y la de tu bebé.

Cualquiera de estos síntomas que tu cuerpo puede presentar antes del parto son las señales que tu cuerpo te da de que el momento está por llegar. Es posible que empieces a sentirte angustiada pero cuando tengas a tu bebé en brazos y todo haya pasado tendrás la mayor satisfacción del mundo.

Después de estos síntomas tu cuerpo empezará a dilatarse para que el bebé pueda pasar. La dilatación se va midiendo en centímetros, y al llegar a seis el proceso de parto ya está empezando, aunque el momento ideal será cuando tengas diez centímetros de dilatación. La medida de la dilatación la hace el ginecólogo con el procedimiento del “tacto” Cada vez te sentirás más incómoda y tendrás la necesidad de pujar.

Cuando por fin tu cuerpo expulse a tu bebé, inmediatamente será revisado minuciosamente por un grupo de pediatras encargados de valorar que todo se encuentre en orden y puedan llevar al bebé hasta tus brazos para que finalmente lo conozcas. Después tomaran sus signos vitales y lo bañaran para que puedas alimentarlo por primera vez y comenzar a crear el lazo que los unirá por siempre.

Recuerda que cada mujer vive esta etapa de diferente manera, ningún cuerpo es igual a otro y todos actúan de distinta manera ante el embarazo, por eso en GyO estamos para asesorarte ante cualquier incertidumbre que tengas.

En ginecología y obstetricia queremos acompañarte en este maravilloso proceso y que te sientas respaldada por un grupo de médicos especialistas que durante este tiempo estarán dispuestos a atender tus dudas sobre cualquier cambio en tu cuerpo ya sea durante o después del embarazo.

Queremos que te sientas en total confianza ya que trabajamos con total profesionalismo y honestidad. Estas en las mejores manos.

Artículos recientes