¿Cuáles son los procesos que tu cuerpo seguirá antes de un parto natural?

El extraordinario momento en que la mujer finaliza el periodo de gestación, que va de las 38 a las 41 semanas, es el proceso del parto normal, natural o vaginal. El cuerpo de la futura mamá experimenta reacciones fisiológicas que propician el nacimiento del bebé que se encuentra en condiciones favorables para llevar acabo el parto, así como la presentación cefálica para el proceso de la expulsión.

parto natural

La naturaleza humana es la que se encarga de realizar el parto natural para propiciar el nacimiento del bebé. Durante y después del embarazo, el cuerpo reacciona a los cambios necesarios para llevar acabo el asombroso regalo de la vida en la mujer. Esta etapa maravillosa requiere de cuidado, atención médica y emocional para favorecer vivir una etapa agradable.

En muchos embarazos, ocurre que la mujer experimenta ansiedad o sentimientos de miedo por el dolor que puede llegar a  presentar. Pero es cierto que no todas las mujeres viven igual el embarazo o el momento del parto, por lo que no deberían existir ideas negativas en cuanto al proceso, más bien, la mujer debe disfrutar conforme a su situación en el momento tan esperado.

Las reacciones naturales del cuerpo de la mujer que avisan la llegada del bebé por parto natural, varían por la fisiología de cada mujer y por los cuidados durante el embarazo, como la actividad física, alimentación, relajación y las consultas al ginecólogo. Para brindarte mayor información, a continuación enlistamos las reacciones naturales que experimenta la mujer cuando el cuerpo avisa que el momento del parto llegó, lo cual se considera la primera etapa del parto:

  • Molestia en cadera y espalda

Los primeros síntomas de la aproximación del parto son las molestias en el abdomen, cadera y espalda. La mujer puede sentir dolor en la cadera, en la espalda y después en el vientre, porque el cuerpo se prepara para el nacimiento del bebé. Esto sucede en intervalos largos de entre media y una hora, hasta aumentar la frecuencia e intensidad. Esto se debe a los cambios en la estructura del vientre para acercar al bebé al útero.

  • Molestia en la pelvis

En las últimas semanas, la zona del vientre adopta una nueva postura, esto es porque el bebé  baja considerablemente hacia la zona pélvica y algunas mujeres sienten molestias. Tal es la razón por la cual es necesario ir al baño a cada instante, porque la vejiga se encuentra en constante presión.

  • Contracciones

Las contracciones son la clara señal de que el cuerpo de la mujer se prepara para el nacimiento del bebé. La contracción es la presión de la parte superior del útero que empuja al bebé hacia el canal cervical, el cual endurece el abdomen. Las contracciones son las que realmente nos dicen si es la hora del nacimiento del bebé, ya que son más intensas a diferencia de las primeras molestias durante el embarazo, que son las contracciones falsas.

  • Salida de líquido

Algunas mujeres experimentan salida de líquido que no necesariamente está ligado al líquido amniótico, éstos son fluidos vaginales del tapón mucoso, el cual protegió de posibles infecciones al bebé. Tal expulsión de líquido ocurre porque el cuello comienza a dilatarse y se desprende el tapón, ocasionando la salida de una sustancia espesa, que puede llegar a suceder antes del parto, por lo que es importante consultar al médico.

  • Ruptura de membranas

Cuando se aproxima el nacimiento del bebé, la cabeza presiona la bolsa del líquido amniótico y entonces se rompe,  causando las primeras contracciones. Puede ser que la salida de líquido sea menor, pero también hay mujeres que experimentan salida de líquido en cantidades abundantes, por lo que  es indispensable acudir al médico cuanto antes.

Al presentar estos síntomas, debes acudir a consulta para la valoración de los síntomas. Antes de ingresar a labor de parto, el medico realiza un estudio de ultrasonido para conocer la posición del bebé, la frecuencia cardiaca o latidos del corazón por minuto. También realizan pruebas similares a la madre, para asegurar que se encuentre en óptimas condiciones para el parto, en cuanto a respiración, reflejos, signos vitales, estado emocional y ritmo cardiaco.

Con los datos ya recabados, continúa la preparación de la mujer para el parto natural. Al ingresar a labor de parto se encontrará en una cama especial para la expulsión en donde tiene el control de los signos vitales para comenzar con las siguientes etapas del parto:

  • Dilatación

Minutos antes, si no es que horas, comienza la dilatación del útero para que el bebé nazca. Algunas mujeres comienzan con uno o  dos centímetros para avanzar poco a apoco,  por lo que comienzan a sentir contracciones y algunas molestias en la zona pélvica. Algunas viven la dilatación en algunos minutos, comienzan con dos centímetros hasta llegar a los diez, que es el tamaño ideal para permitir la expulsión del bebe. Esta valoración la determina el ginecólogo con el tacto, para medir el tamaño de dilatación y a partir de la evolución de la abertura ingresa a trabajo de parto a partir de los seis centímetros.

El momento clave del parto llega en la segunda etapa, cuando el cuello del útero alcanza los 10 centímetros de dilatación, para entonces realizar el trabajo de parto. En este punto, la mujer se acuesta sobre la cama y en un par de soportes para los pies. En cuanto puja, la cabeza del bebé sale para después expulsar el resto del cuerpo.

Después de presentar al bebé con la mamá, el pequeño es revisado y el pediatra toma signos vitales, para después bañarlo y mantenerlo junto a su madre para alimentarlo. Este maravilloso suceso trae consigo sentimientos profundos que sólo una mujer experimenta en el nacimiento de su bebé.

Estas son generalidades del proceso durante el parto natural, pero recuerda que cada mujer vive su embarazo y el nacimiento de su bebé de diferente manera. Queremos que tengas la mejor experiencia para recordar el momento con alegría y para lograrlo, te ofrecemos la mejor atención especializada en ginecología y obstetricia para antes, durante y después de tu embarazo.

Somos el espacio exclusivo para la mujer. En Ginecología y Obstetricia contamos con ginecólogos capacitados, así como especialidades para tratar a la mujer en proceso de fertilidad, embarazo y parto. Te invitamos a que conozcas nuestras instalaciones, productos y servicios que tenemos para ese momento especial.