Una visita al año a un ginecólogo puede salvarles la vida

La cultura médica preventiva no está muy arraigada en las personas, por ello es que lamentablemente son pocas las mujeres que asisten a consultas ginecológicas al menos una vez al año, y únicamente suelen asistir con un especialista cuando existen síntomas de alguna enfermedad o tienen molestias. Pero esto es un error que debe remediarse, ya que un ginecólogo tiene una tarea muy importante, que es cuidar la salud del área genital de las mujeres, tarea que incluso podría salvarles la vida.

Los ginecólogos son médicos especialistas que tienen dos objetivos claros para la asistencia médica de una mujer: el conservar la salud de su área genital y el restaurarla para conservar su capacidad procreadora lo mejor posible; y el evitar los padecimientos que son más comunes con el paso de la edad y que se manifiestan en mayor medida después de los 40 años, edad promedio del inicio de la menopausia. El primero de los objetivos se lleva a cabo durante toda la vida de la mujer con al menos una visita anual después de iniciada su vida sexual, o pasados los 21 años.

También se recomiendan las visitas con los ginecólogos poco antes de la primera menstruación para recibir información clara y precisa sobre el cuidado de su área genital, la reproducción y la sexualidad; la siguiente etapa es cuando inician los primeros signos de la menopausia. Sin importar si existe un trastorno o es una visita de rutina, es muy importante realizar una consulta ginecológica con regularidad, ya que es vital un diagnóstico y atención oportuna.

Existen muchas enfermedades que pueden afectar el área genital de las mujeres. La gran mayoría sólo requieren de un tratamiento sencillo y reposo para que sanen, aunque esta área también está expuesta a enfermedades que pueden representar un gran riesgo para su salud, como el Síndrome del Papiloma Humano o algunos tipos de cáncer; sin olvidar algunas enfermedades de transmisión sexual. La mayoría de estas pueden prevenirse con la orientación adecuada o pueden detectarse en etapas tempranas para su tratamiento.

Por ello, es importante llevar un cuidado constante y tener al menos una revisión anual con los ginecólogos. Este médico especialista se enfoca en el cuidado del área reproductiva de la mujer, realizando un diagnóstico y estableciendo el tratamiento adecuado para cada tipo de enfermedad.

Dada la proximidad que esta zona tiene con el tracto urinario, los diagnósticos de cualquier síntoma deben realizados por un ginecólogo con experiencia para evitar que se confundan con problemas urológicos o que se pase por alto algún síntoma o padecimiento. De igual manera, el embarazo influye de manera considerable a cualquier diagnóstico y las medidas que deben tomarse para cualquier tratamiento, puesto que durante un embarazo se debe tener siempre en cuenta que los síntomas pueden estar relacionados en primer lugar con el embarazo y posteriormente con cualquier otra enfermedad. De ahí la importancia de los ginecólogos y por qué debe ser una visita obligatoria al menos una vez al año.

El principal objetivo de las consultas anuales varía dependiendo de la etapa de vida reproductiva en la que se encuentre la mujer, entre las principales podemos destacar la planificación familiar, la detección y prevención de enfermedades de transmisión sexual, el tratamiento de infecciones vaginales y la prevención de cualquier patología que pueda presentarse según el estilo de vida y salud en general.

Cuando visiten al ginecólogo se les realizará una exploración ginecológica, que incluye una exploración física general, que abarca puntos tales como la estatura, el peso, la presión sanguínea, auscultación del corazón y los pulmones, así como la palpación abdominal, esto para establecer un parámetro general de la salud de la paciente para descartar o considerar algunos padecimientos.

Posteriormente se realiza la exploración pélvica, que comienza por la inspección de los genitales externos, y de ser necesario una exploración del cérvix y la pared vaginal mediante un espéculo. También puede realizarse una palpación bimanual, la cual pone en manifiesto el tamaño, forma, posición y movilidad del útero, así como la posible presencia de dolor cuando se realizar presión o la detección de posibles masas anormales dentro del útero.

Si el especialista hace una relación entre algún posible síntoma y los resultados de las pruebas realizadas, se opta por realizar otros exámenes para el diagnóstico y tratamiento de una posible enfermedad o padecimiento. Como mencionamos, una detección temprana de cualquier enfermedad en esta zona del cuerpo permitirá un tratamiento que tenga grandes probabilidades de éxito y, de ser el caso, cuidar su salud reproductiva.

Si bien para muchas mujeres la visita a un especialista en ginecología no es una rutina médica agradable, la realidad es que la visita periódica, por lo menos una vez al año, es fundamental para mantener la salud de la zona íntima. A pesar de que en internet se puede obtener mucha información, esta no siempre está verificada, y la falta de información ha generado que muchas mujeres no sepan que desde el momento en que inician su vida sexual es necesario acudir de forma periódica, o si se padece alguna condición más específica como molestias, dolores abdominales, infecciones vaginales, sangrado anormal u otros padecimientos.

Las visitas con el ginecólogo son principalmente de carácter preventivo, por ello la recomendación de visitarlo al menos una vez al año, sobre todo después de iniciada una vida sexual activa, aunque también durante el embarazo juegan un papel muy importante. Es importante que se informen en todo momento y acudan con un especialista si tienen dudas o preguntas.

Las enfermedades ginecológicas pueden ser muy peligrosas si no se atienen a tiempo, por ello, busquen siempre la atención del mejo ginecólogo, el cual encontrarán en GyO – Ginecología y Obstetricia. Somos un equipo de especialistas en ginecología y obstetricia altamente capacitados, expertos en atender y prevenir las enfermedades que aquejan a mujeres en la zona genital, procesos de parto, entre otros padecimientos, dentro de un ambiente de cordialidad y confianza. Pueden agendar una cita a través de nuestra página web o vía telefónica, con gusto las atenderemos y resolveremos todos sus dudas.

Artículos recientes